Aeroponía: uso del aire para cultivar plantas de cannabis sanas

La aeroponía es un método de cultivo particular que no implica el uso de un medio de cultivo. Es una técnica eficiente para el cultivo de cannabis con numerosos beneficios. Sin embargo, una advertencia: no es para principiantes.

El cultivo de cannabis está evolucionando. Los cultivadores aficionados de todo el mundo utilizan ahora técnicas de cultivo cada vez más avanzadas, como la hidroponía (que en el pasado solo era adoptada por expertos en la materia). Con la aeroponía, los cultivadores avanzados pueden llevar sus cultivos al siguiente nivel. Veamos qué es la aeroponía, junto con sus ventajas y desventajas.

¿QUÉ ES AEROPÓNICO?

Técnicamente, la aeroponía es un tipo de cultivo hidropónico . Por tanto, no es casualidad que estos dos sistemas aparezcan en ocasiones agrupados bajo la misma categoría. La principal diferencia es que la aeroponía (de la palabra griega “aer”, que significa aire, y “ponos”, que significa trabajo) no utiliza un medio de cultivo. En cambio, las plantas  están suspendidas en el aire, mientras que el agua y los nutrientes llegan a las raíces a través de una niebla espesa y fina.

Lo que la aeroponía tiene en común con la hidroponía es que se basa en un entorno controlado alimentado por nutrientes entregados a través de una solución. Para mantenerse al día con una industria de cultivo de interior en crecimiento y cada vez más exigente, este nivel de precisión es esencial.

Hay otro aspecto que hace de la aeroponía una opción interesante. Las cantidades de agua y nutrientes necesarias para que crezcan plantas sanas y fuertes son mínimas. Esto no solo reduce los costos, sino que también reduce el consumo de agua y energía para un crecimiento más sostenible, ¡un argumento en sí mismo lo suficientemente convincente como para usarlo!

En su forma más simple, un sistema de cultivo aeropónico consta de un tanque y un lecho de cultivo elevado. El depósito, al igual que en las instalaciones hidropónicas, contiene una solución nutritiva.

Las plantas se colocan en macetas de malla y se dejan crecer por encima de la “cama”, con las raíces suspendidas en el tanque. Y aquí es donde las cosas difieren de la hidroponía tradicional: las raíces quedan suspendidas en el aire y, por lo general, nunca entran en contacto directo con el nutriente. En cambio, es una bomba que entrega una fina niebla de nutrientes directamente a las raíces a través de tuberías y boquillas. El exceso de agua fluye hacia el fondo de la cama de cultivo y luego regresa al tanque nuevamente.

Al igual que en la hidroponía, el crecimiento de las plántulas jóvenes normalmente comienza en cubos de lana de roca. Luego, las plantas se colocan en macetas de malla (macetas que parecen pequeñas canastas que permiten que crezcan las raíces). En la base del tallo, se coloca un collar protector para evitar daños y evaporación. Una vez colocadas en el sistema aeropónico, las plantas comenzarán a crecer hacia arriba a medida que las raíces crecen hacia abajo en el tanque.

¿CUÁNDO SE INVENTÓ LA AEROPONIA?

A principios del siglo XX, la aeroponía se utilizó para estudiar los sistemas de raíces de las plantas. El botánico ruso VM Artsikhovski describió este sistema (que él mismo diseñó y utilizó con éxito) en un artículo de 1911.

En la década de 1940, otros botánicos continuaron adoptando la “cultura aérea” en sus investigaciones. El término “aeroponía” fue acuñado por el biólogo holandés Frits Warmolt Went en 1957, quien en ese momento cultivaba tomates y plantas de café con este método. El primer sistema aeropónico disponible comercialmente fue el “Genesis Rooting System”, fabricado por GTi en 1983.

VENTAJAS DE LOS AVIONES PARA EL CANNABIS

Ahora que hemos cubierto los conceptos básicos, es hora de ver los pros y los contras de usar aeroponía para cultivar cannabis. Como la mayoría de las técnicas, la aeroponía no será buena para todos los cultivadores, pero muchos la encontrarán muy eficiente y efectiva. Estas son las ventajas de la aeroponía.

CONTROL TOTAL SOBRE LOS NUTRIENTES Y EL MEDIO AMBIENTE

La aeroponía le da al cultivador un control total sobre los niveles de nutrientes y pH, lo que significa que se puede promover una absorción óptima de nutrientes y un crecimiento vigoroso seleccionando parámetros en el rango deseado. No solo eso, también tendrás que controlar las lámparas, la temperatura y la humedad de tu cuarto de cultivo para adaptarlas perfectamente a tus plantas. Este nivel de control sobre el medio ambiente es muy beneficioso para las variedades más exigentes y permite un uso más eficiente de los nutrientes y otros recursos.

FÁCIL ACCESO AL OXÍGENO

Dado que la aeroponía implica la suspensión de las raíces en el aire, su acceso al oxígeno es más sencillo y directo. Cuando las raíces crecen en el suelo o suspendidas directamente en una solución nutritiva, los productores deben tomar precauciones especiales para asegurarse de que la zona de raíces esté bien oxigenada. Esto se puede hacer seleccionando el sustrato más adecuado o agregando bombas de aire al tanque hidropónico. Con la aeroponía, estos problemas ya no existen. Simplemente tendrás que observar el desarrollo del sistema radicular a medida que crecen las plantas.

REQUIERE MENOS AGUA

En comparación con otras técnicas de cultivo, la aeroponía requiere una cantidad mínima de agua. Después de ser utilizada, el agua se recicla, lo que permite a los productores ahorrar dinero y reducir el consumo total de agua. El cannabis no siempre es la planta más eficiente en términos de consumo de energía y agua, por lo que cualquier ahorro será beneficioso para el medio ambiente. A pesar de esto, tus plantas recibirán toda el agua que necesitan, pero entregada en forma de niebla espesa.

UTRIENTES SUMINISTRADOS DIRECTAMENTE A LAS RAÍCES

Además del acceso óptimo al oxígeno, las raíces también están directamente expuestas al agua y los nutrientes, lo que facilita su absorción por las plantas. No hay tierra que obstaculice estos intercambios y los nutrientes se entregan en ciclos según las necesidades.

OCUPA MENOS ESPACIO

La falta de un medio de cultivo permite a los cultivadores ahorrar una cantidad significativa de espacio y colocar tantas plantas como sea posible en su cuarto de cultivo. De hecho, las operaciones aeropónicas a menudo implican cultivar una gran cantidad de plantas juntas, sin que las raíces compitan por el suelo o los nutrientes. Esta uniformidad y falta de suelo también hace que la fase de cosecha sea más fácil y menos complicada.

MENOS RIESGO DE PARÁSITOS

Otra ventaja de los cultivos sin suelo es que no tienes que preocuparte por las plagas que viven en el suelo, como las moscas de los hongos. Dado que no hay un sustrato real, debería poder identificar inmediatamente cualquier problema de plagas.

VENTAJAS DE LOS AVIONES PARA EL CANNABIS

 

DESVENTAJAS DE LOS AVIONES PARA EL CANNABIS

Como cualquier otra cosa, la aeroponía tiene algunos inconvenientes. Básicamente, esta técnica no es apta para cultivadores primerizos o para aquellos que disponen de poco espacio exterior. Lea el resumen a continuación.

NO ES PARA PRINCIPIANTES

La aeroponía requiere un entorno estrictamente controlado. Las concentraciones de nutrientes, los niveles de pH del agua, la temperatura y otros factores requieren una atención constante y precisa. Hay poco espacio para errores, y si ocurren, las plantas sufrirán de inmediato. Por este motivo, la aeroponía solo es apta para cultivadores experimentados. Los sistemas se pueden automatizar para facilitar las cosas, pero aún requerirán mantenimiento a medida que crezcan las plantas.

ALTOS PRECIOS

Un implante aeropónico puede ser bastante costoso. Además del precio del sistema en sí, también es necesario considerar el costo de los nutrientes, la necesidad de controlar las temperaturas y filtrar el aire, los instrumentos de medición (medidores de pH y EC, etc.) y posiblemente también una fuente de energía de emergencia. ¡Todo esto se sumará! Si bien la inversión ciertamente vale la pena para alguien que está preparado para la tarea, no vale la pena gastar tanto dinero si es su primera o segunda experiencia de cultivo.

LOS ERRORES PUEDEN SER POTENCIALMENTE LETALES (PARA SUS PLANTAS)

Como ya hemos mencionado, el cultivador aeropónico debe monitorear constantemente su planta y revisarla periódicamente para asegurarse de que las bombas y tuberías funcionan correctamente y que las plantas reciben las cantidades óptimas de nutrientes. Si algo sale mal y las plantas reciben la solución incorrecta o una fuente de agua contaminada, la situación podría escalar rápidamente. Debes ser consciente de que los errores suelen tener mayores implicaciones cuando no hay suelo que amortigüe una fertilización incorrecta.

GESTIÓN DE EQUIPOS

Un corte de energía o una falla repentina en la bomba pueden convertirse en un problema y es probable que deba solucionarlo. Si el sistema se apagara incluso durante una hora, las raíces se deshidratarían y las plantas sufrirían. Por lo tanto, deberá asegurarse de que puede administrar todo el equipo, lo que significa que tiene repuestos, herramientas adecuadas y una buena estrategia de acción.

¿AEROPONIA E HIDROPONIA SON LO MISMO?

Como se mencionó anteriormente, la aeroponía y la hidroponía son dos cosas diferentes, a pesar de que ambos sistemas entregan una solución nutritiva directamente a las raíces. Mientras que la hidroponía puede presentarse en diferentes formas y, a menudo, implica el uso de un sustrato inerte como arcilla expandida, perlita o lana de roca para sustentar las plantas, en los sistemas aeropónicos las raíces no entran en contacto directo con el depósito de agua o con un medio de cultivo. En cambio, están suspendidos en el aire colgando sobre el tanque, donde reciben una neblina de nutrientes.

Fuente: www.royalqueenseeds.it

Deja una respuesta

Contacto